Malas noticias: vuelve La Noche en Blanco

Hoy se anuncia oficialmente la recuperación de La Noche en Blanco como proyecto cultural del nuevo Ayuntamiento de Ahora Madrid.

Resulta increíble que el supuesto proceso de renovación en el ámbito cultural que iba a llevar a cabo el Ayuntamiento de Madrid con el nuevo gobierno “progresista” se haya podrido tan rápidamente.

Mientras por un lado el Ayuntamiento ofrece una imagen de debilidad en defensa de sus propios postulados: desarrollar una cultura popular (el “caso titiriteros” y como el consistorio se ha cagado de miedo con los ataques fascistas derivados de ese atropello a la libertad de expresión, es un gran ejemplo), por otro recupera lo peor de las políticas culturales neoliberales con La Noche en Blanco.

A estas alturas el proyecto cultural de Ahora Madrid es una broma de muy mal gusto. Nos opusimos a este evento durante el gobierno del PP y ahora lo haremos igualmente. Lo que defendíamos en 2010 sigue siendo válido seis años después.

Di NO a La Noche en Blanco.

DI NO 1

 

 

El fin de La Noche En Blanco [al fin]

Ya se veía venir, cuando hace un año el Ayuntamiento de Madrid anunció que LNEB se convertía en convocatoria bienal. En aquel momento manifestamos nuestra satisfacción parcial por dicha medida y albergamos la esperanza de una cancelación total del evento que, en estas fechas, finalmente se ha confirmado.

No repetiremos los argumentos, suficientemente desarrollados en el pasado, por la que este evento propagandístico-cultural nos parecería absolutamente nefasto. Sin embargo, queremos hacer constar que nuestras tesis sobre la naturaleza de dicha convocatoria han sido confirmadas, por los responsables municipales. Esto es, que LNEB nunca ha sido otra cosa que un acto de pura propaganda, absolutamente ineficaz no sólo desde el punto de vista cultural, lo que era obvio, sino también en lo que se refiere a su presunta bondad como fuerza de atracción económica, para el desarrollo de la ciudad. Con esto no queremos decir que nuestra postura sea favorable al uso instrumental de lo cultural, como generadora de oportunidades de negocio. Al contrario, este era uno de los elementos en los que se basaba nuestro desacuerdo. No obstante, señalamos este punto porque no pocas voces justificaban este esperpento desde estas posiciones. Lo que queda claro ahora es la falta de rentabilidad de tal espectáculo, porque de lo contrario es evidente que su continuidad sería un hecho.

Como acto de construcción de un falso consenso social, es decir propaganda política, finalmente también parece haber fracasado. Desde su última edición han sucedido muchos acontecimientos en la esfera pública. Independientemente de las valoraciones que se hagan de las muestras de malestar, que han llevado en el último año a un gran número de personas a tomar la calle, estamos seguros que desde el Ayuntamiento habrán considerado que este ya no es el momento propicio para convocar, a la ciudadanía madrileña, a un acto masivo de ocupación de las calles. No es tiempo de experiencias lúdicas sobrediseñadas, al menos el ánimo colectivo no parece demasiado favorable. Quizás, sea por esta razón que realizar, ahora, este evento les haya parecido a los responsables políticos ciertamente peligroso para sus intereses — ¿Quién sabe las derivas que podría tomar un espectáculo de participación reglada, cuando se han experimentado otros modos, de carácter más o menos autónomo, de habitar el espacio público?— ya que sólo podría ser interpretado, en el actual contexto, como una provocación.

Sea como fuere, por fin ha llegado. La Noche En Blanco, ha expirado. Y nos alegramos profundamente por ello, a pesar de que las razones que han provocado esta decisión no hayan sido otras que las manifestadas con anterioridad. Tampoco podemos esperar demasiado de los responsables que deciden y gestionan la política cultural. De todos modos, no es hora de relajar el impulso crítico que llevó a la constitución de la Plataforma Di NO a La Noche en Blanco —que con este comunicado y habiendo alcanzado sus objetivos plenamente, procede a su disolución— ya que existen amenazas de la misma estirpe que, por motivos semejantes, han de ser cuestionadas. Sin ir más lejos, la candidatura, ya la tercera, de Madrid para la organización de los Juegos Olímpicos de 2020, que, con argumentos similares a los argüidos para la instauración de la periclitada LNEB, se intenta concitar una falsa cohesión social que, a la postre, sólo beneficiará los intereses de las clases, política y económica, dominante. Ante esta situación únicamente pueden encontrar una respuesta: Di NO a Madrid 2020.

¿Por qué dicen “espacio” cuando están hablando en realidad de “suelo”?

¿Por qué dicen “espacio” cuando están hablando en realidad de “suelo”?
(de la introducción de El espacio público como ideología, Catarata, Madrid, 2011)
Manuel Delgado

¿De qué se habla hoy cuando se dice espacio público? Para urbanistas, arquitectos y diseñadores espacio público quiere decir hoy vacío entre construcciones que hay que llenar de forma adecuada a los objetivos de promotores y autoridades, que suelen ser los mismos, por cierto. En este caso se trata de una comarca sobre la que intervenir y que intervenir, un ámbito que organizar en orden a que quede garantizada la buena fluidez entre puntos, los usos adecuados, los significados deseables, un espacio aseado que deberá servir para que las construcciones-negocio o los edificios oficiales frente a los que se extiende vean garantizada la seguridad y la previsibilidad. No en vano la noción de espacio público se puso de moda entre los planificadores sobre todo a partir de las grandes iniciativas de reconversión urbana, como una forma de hacerlas apetecibles para la especulación, el turismo y las demandas institucionales en materia de legitimidad. En ese caso hablar de espacio, en un contexto determinado por la ordenación capitalista del territorio y la producción inmobiliaria, siempre acaba resultando un eufemismo: en realidad se quiere decir siempre suelo.

Continúa en El Cor de les Aparences

Sobre la bienalización de la Noche en Blanco

Ya se hacía esperar. A estas alturas de año y estábamos sin noticias del evento propagandístico-cultural municipal por excelencia. Hace ya más de un año, cuando se articulaba la edición precedente, desde esta plataforma se realizó una crítica de raíz sobre lo que supone este tipo de eventos. Constituía un intento de recoger un malestar que en una parte importante del ámbito de la cultura, pero no sólo desde éste, producía este tipo de modelo de política cultural.

Pues bien, por fin el Ayuntamiento de Madrid ha revelado que debido a la crisis económica, el año pasado debíamos estar bañados por un mar de abundancia, La Noche en Blanco cambia su formato al de bienal. A pesar de que desde nuestra postura se pedía una extinción completa y definitiva de este evento y, lo que es más importante, una reflexión en torno a las políticas culturales municipales, no deja de regocijar la disminución al 50% de dicha iniciativa. Parece evidente que desde sus organizadores y promotores sólo pudiera justificarse esta operación de reducción mediante el argumento de la austeridad presupuestaría. Sin embargo, pensamos que la tensión crítica que, en gran medida, contribuimos a generar en torno a este esperpento ―fruto de una Industria Cultural local un tanto raquítica, aunque no por ello menos dañina― ha estado presente, asimismo, en la decisión que ha adoptado el Ayuntamiento.

Ante el anuncio de su bienalización no dejan de sorprender las reacciones de los partidos de la oposición, que se pretenden de izquierdas, cuestionando esta medida. Tal extremo da idea de la desorientación, en el mejor de los casos, o de cinismo en lo que se refiere a la política cultural, en el peor, que inunda la totalidad de las organizaciones políticas madrileñas.

En cualquier caso, si esta transformación fuera el primer paso para la desaparición de un acontecimiento tan poco deseable, no deja de ser una buena noticia. Esperemos que para ver su definitiva extinción no tengamos que esperar a su cambio a evento quinquenal, como los hay por el mundo, primero y decenal, que también los hay, después.

El Ayuntamiento no paga a los agentes artísticos independientes

Carta de los Agentes Artísticos Independientes de Madrid a Cristina Conde. Directora General Proyectos Culturales, Área Gobierno de las Artes, Ayuntamiento de Madrid

Apreciada Cristina,

Como ya conoces, una gran parte de los componentes de la federación AAIM, somos beneficiarios de las Ayudas a la Creación de Matadero Madrid. Pues bien, la situación de estos agentes es, a día de hoy completamente insostenible, porque aún no se ha cobrado el importe correspondiente a las ayudas 2010, que solía percibirse en torno a los meses de abril-mayo del ejercicio correspondiente.

No solamente no se han cobrado las ayudas, sino que calculamos que la situación puede dilatarse durante al menos dos meses. Este es el mapa que hemos podido construir sobre el estatus:

Fase 1. 31.12.2010 Se convalidan las ayudas en el Consejo de Gobierno. Nos preguntamos las razones para demorar la decisión hasta ese día.

Fase 2. Intervención
* Fase “D” o de disposición del gasto 4-5 días) – pasada
* Fase “O”, de reconocimiento de la obligación del ejercicio anterior. Nuestras ayudas se encuentran en esta fase, que además se ha ralentizado, porque aunque normalmente tarda dos días, el sistema informático se paraliza un tiempo a principio de año para cerrar ejercicio
* Fiscalización – aproximadamente dos días – pendiente
* Aprobación por el órgano competente – uno o dos días – pendiente
* Intervención, contabilidad – uno o dos días – pendiente

Fase 3. Tesorería
No sabemos la duración de esta fase, pero se presenta larga

Es difícil con estos datos no extraer conclusiones de agravio comparativo entre la forma, tan distinta, en que el Ayuntamiento de Madrid y esa Dirección General de Proyectos Culturales tratan los proyectos culturales que tutelan frente a los proyectos independientes a los que deciden apoyar en convocatoria pública. Que nosotros sepamos, no solo no se han detenido las obras en Matadero, sino que continúan a buen ritmo, al tiempo que se contrata más personal y se amplían programas. En el otro lado de la cultura, los proyectos independientes han de paralizar su programación, incurrir en incumplimientos de pago, dejar de percibir cantidades que, aún siendo pequeñas, posibilitan su existencia, e incluso aportar fondos personales para afrontar la situación.

Por si ello no fuera suficiente, se nos ha advertido de que en caso de que incumplamos nuestra programación, se nos retirará parte de lo ya aprobado (y no percibido). Desigual también la forma en que el Ayuntamiento de Madrid y esa Dirección General tratan los incumplimientos.

Expuesta la situación, te pedimos una respuesta clara sobre las razones de esta demora, la fecha concreta en que percibiremos las ayudas y la fecha en que se convocarán las ayudas del año 2011. Así mismo, ejerciendo nuestro derecho ciudadano a conocer la forma en que se gestionan nuestras aportaciones al erario público, te solicitamos información detallada sobre la distribución del gasto de esa Dirección General durante el ejercicio 2010.

Atentamente,

AAIM
Agentes Artísticos Independientes de Madrid

Listado de Agentes Artísticos Independientes de Madrid

Acción!Mad
Arrebato
BRUMARIA
Espacio Menosuno
Hablar en Arte
IN-SONORA )))
JAOS
La Enana Marrón
La Más Bella
Liquidación Total
Off limits

Marca Madrid

La atribución de Marcas a las ciudades o países es siempre un proceso autoritario. Lo preocupante de la Marca de ciudad, más allá del éxito o no que ésta pueda tener, es la proyección desde arriba de un conjunto de valores con los que “debemos” sentirnos a priori identificados y que acaba por modificar o modelar el imaginario colectivo urbano.

Guillermo Zapata entrevista a Eva García del Observatorio Metropolitano, sobre la ciudad-marca, en Cronicas del Hype: http://librodenotas.com/cronicasdelhype/19633/la-ciudad-hype

¿Noche en Blanco?

El 11 de septiembre, La noche en Blanco de Madrid volvió a sacar a la calle a decenas de miles de personas, pero ¿qué modelo cultural nos propone este tipo de saraos? Se lo preguntamos al colectivo Di no a La Noche en Blanco y a uno de los comisarios del evento: el grupo Basurama.

Artículo completo en Diagonal

En contra de la piscina de juguete

Según una nota de prensa de Izquierda Unida, Ángel Pérez, el candidato de la coalición a la alcaldía del Ayuntamiento de Madrid, califica de “broma del mal gusto” y de provocación que la respuesta a las demandas ciudadanas sea montar “una piscina de juguete” para beneficio privado en vez de buscar soluciones a los intereses generales.

IU denuncia que el Ayuntamiento de Madrid ceda el suelo destinado a un polideportivo público a una empresa cervera para que monte un chiringuito y algunos vecinos puedan mojarse los pies. Mientras, las instalaciones prometidas para el barrio siguen paralizadas desde hace dos años. En palabras de Ángel Pérez, “sin ningún rubor, se han estado dando largas para terminar diciendo que están esperando que una empresa ponga el dinero porque el Ayuntamiento no tiene, como si los vecinos de este distrito no pagaran sus impuestos y debieran de depender de la beneficencia”.

Artículo en Somos La Latina